RECOPILACIÓN: RUNNING NOWHERE

RNv2-01

Por Franc Pueyo.

Los 30 se acercan como el tren viene por la vía: primero parece que está parado, luego se mueve lentamente y cuando te llega va a toda leche. Y uno intenta mantener la forma y a veces sucumbe a eso que un día fue footing, que ahora es running y que para mí siempre ha sido simplemente salir a correr.

Le pongo la mejor voluntad del mundo, hablo con mi colega runner (todos tenemos al menos uno) y decido que para empezar haré una ruta de 6 kilómetros. 3 de ida y 3 de vuelta, deshaciendo el camino, más fácil imposible. Obviamente, antes de salir hago un último chequeo de la ruta para tener claro el hito de los 2,5 km, por si las expectativas iniciales fueron demasiado altas.
Y de paso comprobaré este recopilatorio sirve para correr.

Salgo de casa. Play.

  1. Sufjan Stevens – Chicago (Illinois, 2005)

Bien, ritmo constante pero no demasiado alto, sin agobios para empezar… Dejo transportarme al mid-west americano y de pronto los edificios de mi alrededor pasan a ser rascacielos. Por suerte dejo de esquivar a gente que camina mirando el móvil al entrar al parque.

  1. The National – Bloodbuzz Ohio (High Violet, 2010)

Otro ambiente se respira aquí. Tengo al fucker indie cantándome al oído y siento que podría ir más rápido. Pero el estribillo me recuerda que nunca hay que ir más rápido de lo que se puede.

  1. Deerhunter – Revival (Halycon Digest, 2010)

Paso junto al lago cuando empieza la tercera canción. El monstruo de brazos largos me intenta convencer de que me quede con él, y eso hago por un rato. Sigo por la orilla del lago tanto como duran sus argumentos, tan sólo dos preciosos minutos.

Se me ha caído un auricular. Qué mierda de invento.

  1. Cheatahs – The Swan (Cheatahs, 2014)

La siguiente pista me manda a cruzar el puente norte, el que escapa del lago. Ya no oigo al monstruo de antes, pero me percato de que temibles familias de cisnes me persiguen. Me dan asco los cisnes. Y miedo también. Acelero el paso.

  1. Les Savy Fav – The Sweat Descends (Inches, 2004)

Estoy a gusto, pero me pesa todo. Normal, estoy sudando como un cochinillo al horno. Me sonríe una chica que lleva unas bambas fosforescentes. Ojalá me encuentre a la salida de la sauna.

  1. Black Lips – I Don’t Wanna Go Home (Underneath the Rainbow, 2014)

Llevo ya 20 minutos y me siento bien. No quiero dar media vuelta aún, me veo capaz de completar la ruta entera. Pero eso sí, voy a tomarme un par de minutos a un ritmo algo más bajo.

  1. King Kahn & BBQ Show – Illuminations (Bad News Boys, 2015)

Al pasar junto al parque de atracciones me despisto un rato con los carteles de bombillas redondas y me dejo llevar por el olor a algodón de azúcar. Malas tentaciones. Media vuelta.

  1. Thee Oh Sees – I Come From The Mountain (Floating Coffin, 2013)

La vuelta a casa es completamente distinta. O al menos de momento. ¡Esto hace bajada! Me siento en caída libre. Peso menos. Soy ligero. Reconozco los sitios por los que he pasado y todo me hace bajada. Quizás tenga superpoderes y ahora tenga más oxígeno en sangre?

  1. Ty Segall – Circles (Mr. Face, 2015)

Una banda militar me hace acompasar el paso al ritmo de sus tambores. Lo que inicialmente parece un freno resulta ser una progresión infinita. Guitarras, redobles de tambor, una flauta loca, más guitarras, parece que no vaya a aguantarle el ritmo a la canción cuando se acaba. Buf!

  1. Holy Fuck – Red Lights (Latin, 2010)

Tras un inicio que me hace estremecer, esta canción me parece una alfombra mágica. Reconozco el ritmo al momento y paso a paso veo que se acerca casa. Anochece, y veo desde muy lejos como las lucecitas rojas de los rascacielos del noreste americano se van encendiendo. Nunca he sabido si esas luces se encienden solo por la noche. Quizás la luz del día no nos deja verlas, no?

  1. Crystal Castles Vs. Health – Crimewave (Crystal Castles, 2008)

Me viene bien un tema conocido ahora. Sé que no me va a cambiar el ritmo repentinamente y su repetitividad me va de lujo para encarar los alrededores de mi casa. Estas calles que me conozco como la palma de mi mano.

Empezar con Sufjan Stevens y acabar con Crystal Castles resume perfectamente lo que pienso del running.
Estoy cansado. Nunca seré un runner. O puede que sí.
Stop.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s