Recopilación: Canal Street

Recopilación #041: Canal Street
Escuchar Aquí

01. Clem Snide – Misty (Girls Come First, 2015)
02. Unknown Mortal Orchestra – Can’t Keep Checking My Phone (Multi-Love, 2015)
03. Caribou – Can’t Do Without You (Our Love, 2015)
04. New Order – Ceremony (Ceremony Single, 1981)
05. Lou Reed – Hookywooky (Set the Twilight Reeling, 1996)
06. Faris Nourallah – Basketball (Radio Faris, 2008)
07. Sufjan Stevens – Should Have Known Better (Carrie & Lowell, 2015)
08. The Modern Lovers – Dignified & Old (The Modern Lovers, 1976)
09. The Stevens – Scared of Other Men (A History of Hygiene, 2013)
10.  Thurston Moore – Speak to the Wild (The Best Day, 2014)
11. Reigning Sound – Stormy Weather (Time Bomb High School, 2002)

Hoy abrimos el programa con Eef Barzelay, un pluriempleado de Nashville, Tennessee. Sus quehaceres son lecciones de cómo ganarse la vida como artista y no morir en el intento. Lo hemos visto hacer conciertos únicamente con versiones de Journey, el Zuma de Neil Young, ha colaborado con varias series de TV y ha compuesto la música de varios anuncios. En el aspecto curricular centrado en la grabación, ha parido un par de discos en solitario altamente recomendables, unas series de álbumes co-creados con sus fans (estilo yo la música y vosotros la letra) y, sobretodo, ha liderado Clem Snide desde los 90 hasta ahora por una carrera envidiable. En su último trabajo, Girls Come First, sigue fiel a su obsesión por las mujeres pero aquí las alaba desnudas y austeras, con un sonido mucho menos producido del que la banda nos tiene acostumbrados.

Con Unknown Mortal Orchestra voy a decir una cosa y hacer la otra. Parece que la crítica ha caído rendida a su nuevo trabajo, Multi-Love. Han abandonado el rarunismo indescriptible que les hacía tan atractivos (es pop? funk? rock?) para adentrarse en el mundo de la electrónica de corte Liars. El resultado, a mi gusto, les hace un pelín más impersonales. Dicho esto, en el disco hay un par de temarrones de traca i mocador. Aquí podréis escuchar Can’t Keep Checking My Phone, próximamente en los probadores de tu H&M más cercano.

Tanto es el giro hacia el electronismo de los Unknown (muy Radio 3 esta abreviatura) que hacen un buen puente con el nuevo single ochentero de Caribou. Otro que se ha dejado de tonterías alternativas, se ha subido las perneras, y se ha puesto a despachar cancionacas discotequeras ibicencas. Estamos en verano, no os quejéis tanto e ir tirando hacia la carpas de vuestro pueblo que ahora os pillo.

Para un momento. Hace poco más de una década Joy Division y New Order estaban en boca de todos, influenciando a toda una generación de bandas neo-punk o new-wave o como queráis llamar. Lo. A eso. Eran venerados. Ahora llevan unos años en las tinieblas, con Peter Hook (bajista fundador de ambas bandas) arrastrándose por festivales desgastando su nombre y el de las bandas a las que representa. Me he dispuesto volver a empezar una nueva ola de alabanzas a estos precursores de tantas cosas. Porque esta gente sigue marcando las bases de una nueva generación de bandas que flirtean con el pop de ultratumba, a los que empiezan las canciones como bandas punk de los 70 y se cascan un estribillo pensando que están llenando un estadio en los 80. Sí, Brooklyn, te miro a ti, que dices que tus raíces están en la Velvet y tienes toda la camisa manchada de Manchester (¿manchaster?) por todas partes. Ceremony es el túnel que explica el salto de Joy Division a New Order, una parada obligada para entender la evolución musical de uno (o dos) de los grupos más determinantes de la historia.

Alguien ha dicho Brooklyn. Si algo me ha quedado claro después de vivir una temporada en Nueva York es que no hay otra figura artística que transmita mejor de qué va esta ciudad que Lou Reed. Os lo dice alguien cuyo conocimiento cultural fuera de la música es muy limitado, así que cogedlo con pinzas. Per vamos a ver, ¿quién sino? ¿Woody Allen? ¿Cuánto cobráis hijos de puta? ¿Paul Auster? Oh no,… Esta ciudad no es tan gris, creedme. Warhol podría haber nacido en Londres y nadie se habría enterado. Dentro de mis limitaciones empíricas, puedo afirmar que Lou Reed es la experiencia neoyorquina más fiel a la realidad que se puede vivir a través del arte. Hookywooky no es de las canciones más conocidas de Reed, pero después de escucharla será de vuestras favoritas. Parad atención a la letra, no tiene desperdicio y da nombre a esta recopilación.

Alguien ha dicho empíricas. Podría intentaros engañar para que escucharais a un artista a base de referencias filigraneras que os dejarían con ganas de escuchar las referencias y no el artista que quería presentar. ¿No os pasa? Este tío se ha visto muy influenciado por Elliott Smith. Y yo pienso, joder, cuanto hace que no escucho Elliott Smith, qué bueno era el disco ese con la bandera del Barça en la portada, voy a darle un repaso en Spotify. Poco efectivo. Pero, ¿y si me pongo filosófico?

¿Eres alguien si nadie sabe de tu existencia? El no-existir es fuente de muchas horas sin dormir. Empieza en el principio empirista de si no lo veo, no existe y acaba en los agujeros negros y la no-materia. ¿Que le dirías a alguien que os ofreciese una experiencia trans-material de tres minutos, durante los cuales os pudieseis poner en contacto con un cuerpo de contenido que no existe? A Faris Nourallah nadie le conoce, ergo no existe. Pero aquí os presento, Basketball.

 

Esto es extenuante y sólo estamos en la mitad. Por mucho que dijeran que Sufjan Stevens se parecía a Elliott Smith, os prometo que nunca lo había compartido. Ha tenido que llegar su último e intimísimo trabajo, para que me diese cuenta. En Road to Nowhere lo reseñamos, pero estamos mirando quien fue, porque es una pieza periodística pobre, pobre. El disco está de bien ver.

Cambio de tercio que nos estamos adormilando. Dignified and Old es una canción de las que no se mencionan cuando se recuerda el legado de los Modern Lovers y Jonathan Richman. Y es una pena porque es de las que mejor han aguantando el paso del tiempo. Ese debut de los de Massachussets es uno de los diez mejores discos de todos los tiempos. He dicho.

Decían las crónicas del único disco de The Stevens publicado hasta la fecha, allá por el 2013, que su principal fuente de inspiración había sido todo el roster de Flying Nun (¿recordáis Flying Nun de la última recopilación? ¿Nueva Zelanda? ¡Sí!). Indie lo-fi al estilo Guided by Voices y the Wedding Present, mezclado con todo el poso de su Australia natal – Go-Betweens, Lucksmiths…

Con el affaire Sonic Youth, tengo emociones encontradas. Pongo en contexto a los que no han leído la prensa pinkster últimamente: Thurston Moore y Kim Gordon, matrimonio fundador de Sonic Youth, se han divorciado. Sí, amigas, un drama de dimensiones desproporcionadas. Sonic Youth llevan muchos años en activo, abanderando un movimiento revolucionario-decibélico. Una vez vista la mano que llevaban, su poder de sorprender ha ido decayendo. Y para un grupo que tiene la reinvención constante en su ADN, el tiempo paga un peaje muy elevado, a veces demasiado. Sus últimos trabajos no estaban nada mal, pero sonaban un poco refritos, como cuando te preparas unos tuppers de ensalada de pasta el lunes y sólo comes eso hasta el viernes. Ellos le ponen burrata, así que está cojonuda… pero al final cansa igualmente. Me estoy yendo por las ramas. Mi conflicto emocional no erradica en el desgaste de Sonic Youth, sino en que el nuevo disco de Thurston Moore me parece cojonudo. Y si me lo pongo con los ojos vendados lo podría haber firmado la banda madre tranquilamente. Es como si la carga de llevar el nombre de Sonic Youth estaba poniendo unas exigencias injustas y Moore, liberado del peso, suena más fresco y resultón.

La última canción del disco es una de las mejores versiones que se han hecho nunca. Es la que abre Time Bomb High School, el segundo álbum de Reigning Sound, publicado en 2002. Rockabilly en vena para venerar Stormy Weather, que hizo famosa la gran Billie Holiday.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s